La Fundación Louis Vuitton para la Creación

octubre 21, 2014 at 1:24 pm (Uncategorized)

20 de octubre de 2014

La Fundación Louis Vuitton para la Creación abre sus puertas en Paris con el objetivo de ser un referente dentro del circuito de arte contemporáneo y una parada imprescindible de ocio en la ciudad.

El extraordinario edificio que mañana se inaugura en Paris y que permanece abierto desde el día 20 de octubre, la Fundación Louis Vuitton para la Creación, comenzó a construirse en el año 2006, después de que Bernard Arnault, el presidente del grupo LVMH, presentará ante la opinión pública su soñado proyecto, cuyo diseño encargó a Frank Gehry, uno de los arquitectos con más prestigio de este siglo, de origen canadiense pero asentado desde edad temprana en EE.UU, ganador, entre otros, del Premio Pritzker y muy conocido en España por ser el creador del museo Guggenheim de Bilbao.

Foto: EFE

Aunque no es la primera vez que un museo se vincula a una empresa conocida, esta iniciativa no tiene parangón en cuanto a grandiosidad, belleza y dimensiones. El proyecto, que nace con la vocación de ser todo un referente dentro del circuito de arte contemporáneo, estará dedicado a los principales movimientos del siglo XX y XXI, poniendo especial interés en los nuevos creadores. Cuenta con 11 salas de exposiciones, un auditorio, terrazas, un centro de documentación y un restaurante. Está construido con los parámetros sostenibles, tiene un sistema de recogida del agua fluvial, y está erigido en sintonía con el lugar donde se ubica, concretamente el Bosque de Boulogne, que fue un tradicional coto de caza de la realeza que se convirtió en jardines en el siglo XIX.

Cerca de un estanque construido expresamente para acompañarlo, con 40 metros de alto, 150 de largo y una superficie de 2400 m2, han sido muchas las comparaciones que se han hecho sobre su diseño: un barco, una nube transparente, un iceberg formado por bloques de vidrio que simulan el hielo… Lo que sí es coincidente es que marca un antes y un después en la carrera de Gehry ya que ha puesto todo su esfuerzo en una técnica novedosa para curvar el vidrio que convierte al edificio, tal como describió su propio creador, en “transparente, lúcido, serio, mágico y efímero”.

Su construcción no ha estado exenta de problemas, puesto que muchos consideraban que este jardín no era terreno urbanizable ya que se trata de uno de los pulmones de la capital francesa (es dos veces más grande que el Central Park). Sin embargo, finalmente, ha superado todos los escollos y abre sus puertas para albergar no sólo muestras y exposiciones, sino simposios, reuniones, debates o espectáculos multidisciplinares. Todo un estímulo para la actividad cultural de la zona y reclamo para los visitantes.

La política del museo está muy definida: liderada por Suzanne Page, que es conocida por haber sido la cabeza visible del Museo de Arte Moderno de la Ville de Paris, la Fundación abre una nueva etapa en el patrocinio de arte que desarrolla el grupo desde el año 1990. Ya existe, por ejemplo, el Premio LVMH para Jóvenes Creadores y, por todos los integrantes del circuito del arte es conocido, el amor que desarrolla Bernard Arnault por la cultura y, concretamente, por el coleccionismo, lo que ha convertido al grupo en un agente de mecenazgo muy importante no sólo en Francia, sino a nivel mundial. Una actividad que le valió en 2014 el premio David Rockefeller por parte del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Los visitantes, podrán contemplar la colección privada del grupo empresarial y, cómo no, la primera exposición estará dedicada a Frank Gehry, concretamente al proceso de creación del edificio, que se presentará simultáneamente con la primera retrospectiva de Gehry en Europa en el Centro Pompidou.

Por tanto, el 20 de octubre es un día importante para el arte, para el coleccionismo y, para los creadores, por el papel de gran mecenas de Bernard Arnault. Faltaba un edificio en el que mostrar y alojar la colección del magnate, que comenzó en los años 80 cuando compró un Monet pintado en Londres en el año 1902. Después le siguieron obras de Jeff Koons, Basquiat, Andreas Gursky, Richard Prince o Gilbert & George hasta llegar a este proyecto, que es un paso más dentro de la escena cultural.

Dicen que en el año 2002 se conmovió con la inauguración del Guggenheim, y que ahí se empezó a fraguar la idea que se ha convertido, ya desde el primer día, en un referente a nivel mundial. No puede existir un mejor comienzo.

 

Laura Iglesias
Redactora y fotógrafa para Art Wanson Gallery

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: