Art Wanson Gallery expone en Le Méridien Ra Beach Hotel & Spa: Le Méridien Hub, un lugar de encuentro para mentes creativas.

agosto 27, 2014 at 10:58 am (Eventos, Exposiciones arte)

©invitation_Claeyssens_ES_EN

Art Wanson Gallery expone en Le Méridien Hub: un lugar de encuentro para mentes creativas.
Las personas creativas se reúnen para conversar, debatir e intercambiar opiniones en el innovador y reinterpretado lobby de hotel tradicional de Le Méridien: Le Méridien Hub. Los huéspedes y los habitantes del lugar están rodeados de instalaciones de alto impacto comisariadas, como obras de arte, proyecciones y fondos musicales exclusivos.

©IMG Claeyssens

©IMG Claeyssens

Link: http://www.artwansongallery.es/exposiciones/art-wanson-gallery-exposicion-de-arte-y-dise%EF%BF%BDo-hotel-le-meridien-ra-id4133

Anuncios

Permalink Dejar un comentario

Sebastiao Salgado, fotógrafo comprometido

agosto 4, 2014 at 1:29 pm (Artistas)

sebastian salgado_genesis edicion coleccionista taschen

©Sebastian Salgado Genesis edicion coleccionista Taschen

Conocí la obra de Sebastiao Salgado hace casi 20 años, a través de un dominical y cuando mi proximidad con la fotografía todavía era incipiente. Me impresionó la belleza de las imágenes a pesar de la dureza de los temas a los que se acercaba, el blanco y negro exquisito, la dignidad con la que retrataba situaciones de máxima pobreza. Fue concretamente su trabajo ‘Las minas de oro de Sierra Pelada’ a través del cual me acerqué a su fotografía.

Sebastiao Salgado es uno de esos fotógrafos comprometidos con lo social cuya obra nos muestra otras realidades, de esas que no siempre gusta ver: el trabajo de las minas de sierra de oro pelada, como ejemplo, retrata una realidad extrema, donde el trabajo del hombre se convierte en esclavitud, y donde la vida del hombre se convierte en mera mercancía. Sus fotografías casi pictóricas no han estado fuera de controversia: muchos le han acusado de retratar desde la distancia el sufrimiento humano y una gran mayoría reconoce, sin embargo, la dignidad y la belleza con la que se acerca a estas personas, como da una humanidad merecida a personas cuyas vidas desgraciadamente no tienen el valor que corresponde y que casi se puede equiparar con lo salvaje.

Sebastiao Salgado, de origen brasileño, era economista, trabajaba en la administración de la OIC y lo dejó todo para dedicarse a la fotografía. Su primer contacto con la fotografía proviene de los años 70, cuando un día como otro cualquiera tomó una cámara y realizó la primera instantánea. Y quedó contaminado de este arte para siempre: la fotografía se convirtió en su modo de vida. Algo que les ocurre a los grandes, a los que ser fotógrafo se convierte en una condición, un viaje que se convierte en modo de vida.

Sus trabajos son de la larga duración, a través de largos viajes donde nos describe otros mundos y su condición es la de sociodocumentalista, aunque también ha sabido retratar la naturaleza en su expresión más bella. Trabaja con una leica y su mujer, Lélia, es parte fundamental del equipo, prestándole soporte en su carrera.

Entre los innumerables trabajos que ha realizado en su larga trayectoria podemos destacar tres: Trabajadores (1993) que documenta la evanescente y a veces dramática forma de vida de los obreros de todo el mundo, Éxodos (2000) que hace un tributo a la emigración masiva provocada por la hambruna, los desastres naturales, el deterioro medioambiental y la presión demográfica; y su última gran obra: Génesis, que es el resultado de una expedición de ocho años para redescubrir montañas desiertos, océanos, animales y pueblos.

Sus inicios hay que atribuirlos a sus colaboraciones con agencias fotográficas como Sygma, Gamma y Magnum Photos, aunque su gran éxito se atribuye a la agencia que dirige Lélia y que fue creada en 1994: Amazonas images, que se encarga de sus fotografías de forma exclusiva.

Su compromiso con lo social va más allá de la fotografía, por eso su carrera se torna tan interesante, tan lineal y tan coherente: Salgado ha estado colaborando, siempre en estrecha colaboración con su mujer de la que no se puede desligar su éxito con UNICEF, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la organización mundial de la Salud (OMS), Médicos sin Fronteras y Amnistía Internacional.

Su próxima colaboración ha sido su participación en el 5 Foro Mundial del Medio Ambiente promovido por el LIDE.

“Deseo que cada persona que entra en una de mis exposiciones salga como una persona diferente”. “Creo que cada persona puede ayudar no necesariamente donando bienes materiales sino formando parte del debate y preocupándose por lo que sucede en el mundo”.

Ese es el leit motiv de su obra: descubrirnos realidades que superan nuestras problemáticas con creces, donde muchas personas se hallan en estado de desprotección y desposeimiento, donde hablar de dignidad se vuelve complejo y los problemas que tenemos en occidente se vuelven nimios, insignificantes.

Su obra nos hace pensar, reflexionar sobre las desigualdades, sobre la vida y la extremidad. Y lo hace con una extraordinaria belleza y respeto hacia el género humano.

Sebastiao, que ha realizado múltiples exposiciones y que posee numerosos premios y más de diez libros editados se define como un contador de historias. Cada uno de sus fotogramas nos cuenta algo, algo que va más allá: un compromiso con el género humano, un viaje por vidas desconocidas. Por eso, por su linealidad, respeto y un discurso lleno de coherencia se convierte en uno de los fotógrafos por excelencia de la actualidad.

 

Autor:  Laura Iglesias

Redactora y fotógrafa para Art Wanson Gallery

Permalink Dejar un comentario